Volver a las noticias

El Foro de la Familia reclama a los partidos políticos que no sean indiferentes ante el proceso de degradación del matrimonio en España

Al cumplirse 7 años de la aprobación de la Ley que suprimió el matrimonio como institución específica entre hombre y mujer para equipararlo a las uniones de personas del mismo sexo (la conocida como ‘Ley del Matrimonio homosexual’), y de la aprobación de la Ley de ‘Divorcio express’, el Foro de la Familia vuelve a reivindicar que se recupere en España una regulación seria de la institución matrimonial como compromiso jurídico estable y consistente entre hombre y mujer vinculado a la apertura a la procreación, es decir, como el matrimonio ha sido entendido siempre por la humanidad.

En palabras del presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, “a los 7 años de vigencia de las dos leyes de reforma del matrimonio de 2005, se puede constatar cómo el matrimonio ha ido difuminándose en la conciencia colectiva de los españoles y perdiendo vigencia en nuestra sociedad. Éste es el efecto real de las leyes citadas: caída del número de matrimonios y aumento imparable de las rupturas matrimoniales”.

Una vez más, se constata como los experimentos ideológicos a través de leyes sobre las realidades humanas básicas, como son el matrimonio y la familia, tienen un altísimo coste social y personal. El Foro de la Familia reclama a los partidos políticos que no sean indiferentes ante este proceso de degradación del matrimonio en España que tanta incidencia negativa está teniendo en la vida de las personas, especialmente en los hijos, y en la destrucción de estructuras básicas de socialización y solidaridad amén de su incidencia en la muy preocupante crisis demográfica española que pone en peligro nuestro sistema público de bienestar social.

“Hay que dejarse ya de tópicos ideológicos y volver a configurar en la Ley, para reforzarlo así en la realidad social, el matrimonio como una institución específica y singular para la unión comprometida y estable entre un hombre y una mujer que crean así el ambiente más idóneo y permanente para el nacimiento de los niños, su cuidado y educación en el tiempo”, destacó el presidente del Foro de la Familia.

Conviene además recordar que España es una anomalía jurídica en la comunidad internacional de naciones pues de los más de 190 países reconocidos en Naciones Unidas sólo 9 reconocen las uniones de personas del mismo sexo como matrimonio. Sería muy positivo que España vuelva al consenso mayoritario de la comunidad de naciones en esta materia.

FuenteForofamilia.org