2019 – Actividades

MEMORIA DE ACTIVIDADES DE LA FUNDACIÓN TOMÁS MORO EN EL AÑO 2019

Durante el año 2019 la Fundación Tomás Moro ha desarrollado las siguientes actividades.

1. Jornadas sobre “Humanismo e Historia”.

Durante los días 5 a 7 del mes de abril, tuvieron lugar en Toledo las Jornadas sobre “Humanismo e Historia”.

El día 5, el Prior del convento de los Carmelitas Descalzos les dio la bienvenida, y el Presidente de la Fundación, José Pardo de Santayana, informó a los asistentes sobre el programa de las Jornadas. A continuación se presentó el libro “Breve Historia de la Fundación Tomas Moro”, escrito por Fernando Díez Moreno, con la intervención de Vicente López-Ibor, que hizo referencia a los momentos iniciales de la Fundación y a la personalidad de su Fundador Cruz Martínez Esteruelas. Por su parte, el autor describió el contenido del libro, que recoge todas las actividades desarrolladas por la Fundación hasta la actualidad, haciendo hincapié en que la tarea desarrollada era la prueba de que es posible ejercer una profesión y complementarlo con una formación cultural como pregona el humanismo.

El día 6 se realizó una detenida visita a la Catedral de Toledo, con especial atención a la Sala Capitular, recientemente restaurada.

La Directora de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias, impartió una conferencia sobre “La Monarquía española”, poniendo de relieve cómo las Monarquías europeas, aunque pudieran parecer absolutas, estaban limitadas en su poder y equilibradas en su ejercicio por todo tipo de controles, incluidos los morales. En España, la Monarquía parlamentaria de la Constitución, supone que el Rey tiene funciones y competencias, pero no poderes, y que para ejercer aquellas, apenas cuenta con instrumentos ni medios. Consideró necesario que en España se estudie y se enseñe la Constitución, no solo a los estudiantes, sino también a los ciudadanos. La conferencia fue seguida, después de la comida, de una interesante tertulia en la que la Directora de la Real Academia informó detalladamente del nuevo Diccionario Biográfico Electrónico, en el que hay 50.000 biografías (y otras 20.000 a la espera de ser incorporadas) y al que se puede acceder gratuitamente en la página web de la Academia (www.rah.es).

Por la tarde de ese día 6 se organizó, por Esther Sestelo, Catedrática de Piano y responsable de música de la Fundación,  un concierto de piano en el Auditorio de la Escuela Municipal de Música de Toledo “Diego Ortiz”. Intervinieron los pianistas Lucía Camacho Herrero y Carlos Piñeiro Hernández, que interpretaron piezas de Bach, Schumann, García Abril, Scarlatti, Chopin, Liszt y Falla.

Por la noche, el Prior del Convento de los Carmelitas Descalzos llevó a los asistentes por la Ruta Teresiana que recorre diversas calles de la ciudad, deteniéndose en la casa donde vivió el padre de Santa Teresa antes de trasladarse a Ávila.

El día 7, Monseñor D. Santiago Calvo impartió una conferencia sobre “El Cardenal D. Marcelo González en las transiciones del siglo XX”, en la que destacó la participación que D. Marcelo tuvo en las diversas transiciones que se han desarrollado durante el pasado siglo, especialmente en la transición española durante los años 1975 a 1978. A lo largo de la conferencia hizo algunas referencias a sucesos anecdóticos que le tocó vivir como Secretario del Cardenal durante más de cuarenta años.

Finalmente Macarena Sanz, de la Empresa de Rehabilitación y Restauración “Garanza”, impartió una conferencia sobre “El arte, los oficios: su sentido y sus imágenes”, que fue seguida con gran atención por los asistentes dada su originalidad y la revelación de unas técnicas aplicadas con más frecuencia cada día en la conservación de nuestro patrimonio artístico. 

 

2. Publicación y presentación del libro de Fernando Díez Moreno “Breve historia de la Fundación Tomás Moro”.

El 19 de junio tuvo lugar la presentación del libro “Breve historia de la Fundación Tomás Moro” en el Centro Cultural de los Ejércitos de Madrid.

Intervino en primer lugar el General Carlos Valverde, Director del Centro Cultural de los Ejércitos, para dar la bienvenida a los asistentes. Y a continuación Íñigo López de Uralde, actuando de moderador, disculpó la presencia de José Pardo de Santayana y dio la palabra a Miguel Ayuso, miembro del Patronato de la Fundación.

El moderador introdujo a continuación la 1ª pieza de la chelista Marta Mulero diciendo que todas las piezas que iba a interpretar la chelista serían de Juan Sebastián Bach, porque era la música y el compositor preferidos de Cruz Martínez Esteruelas. La primera fue el «Preludio de la Suite nº1″.

A continuación intervino Vicente López-Ibor, miembro del Patronato de la Fundación y patrocinador de la edición de libro. La segunda pieza que se interpretó fue el “Arioso” de Bach.

Después de la intervención de Íñigo López de Uralde como Vicepresidente de la Fundación, se interpretó el “Aria de la Suite en Re mayor de la tercera suite para orquesta”

Intervino por último el autor del libro, Fernando Díez Moreno y se interpretó para finalizar “Las lágrimas de San Pedro de la Pasión Según San Mateo» de Bach.

El título del libro puede llamar a engaño, pues no se trata de una “breve” sino de una “completa” historia de la Fundación. Está precedida de un Prólogo del actual Presidente José Pardo de Santayana, en el que se describe pormenorizadamente el contenido del libro y se hace eco de la nueva etapa que la Fundación ha iniciado en el año 2018, fiel a su origen y a su historia y al servicio de la tarea de transmitir el humanismo cristiano a las jóvenes generaciones de universitarios y a la sociedad de nuestro tiempo.

A lo largo de seis capítulos el libro desgrana una historia que comenzó antes de 1980 y que se ha desarrollado a lo largo de casi cuarenta años.

En el Capítulo I se da cuenta de las tres etapas que ha vivido la Fundación, centradas en los Presidentes que tuvo. La primera, con el fundador, Cruz Martínez Esteruelas hasta el año 2000 en que falleció. Le sucedió en la presidencia José Claro Fernández-Carnicero hasta el año 2007 en que hubo de cesar por incompatibilidad con su cargo de Vocal del Consejo General del Poder Judicial. A este le sucedió José María Sánchez hasta 2017 en que pasó a desempeñar una vocalía en el gabinete de un Juez del Tribunal General de la Unión Europea con sede en Luxemburgo. A partir de ese momento desempeña la presidencia José Pardo de Santayana.

El Capítulo II se refiere a la constitución de la Fundación, haciendo referencia al contexto social y político que se vivía en España a comienzos de los años 80, con el agotamiento del partido político que apoyaba al Gobierno, la UCD, y el triunfo inminente del Partido Socialista. Se hace referencia a la escritura pública fundacional; a quienes intervinieron en ella como fundadores, con indicación de su procedencia; y a los estatutos de la Fundación distinguiendo los aspectos definitorios (naturaleza jurídica, objeto, beneficiarios, domicilio y régimen jurídico), los aspectos organizativos (la Junta de Fundadores, el Patronato y sus competencias y el Secretario General), así como otros aspectos de la organización (capital, patrimonio, cuentas, destino en caso de disolución y personal).

Es de destacar que el objeto de la Fundación según la Escritura de constitución sería “la promoción de toda clase de estudios y  actividades, sin determinación expresa de beneficiarios, dedicados a la investigación, desarrollo, divulgación y proyección social de una corriente de opinión inspirada en los ideales y doctrinas que conformen el humanismo cristiano; y, secundariamente, la concesión de becas, auxilios, bolsas de viaje, o cualquier otro tipo de ayuda para la realización de los estudios con la indicada finalidad, o para la satisfacción de necesidades intelectuales relacionadas con aquella; y, en general, todas aquellas actividades que de manera directa o indirecta se relacionen con los expresados fines”. Se trata de “promover una corriente de pensamiento de contenido humanista que dé respuesta a los problemas e interrogantes de la hora presente. Una alternativa que parta del hombre, de su naturaleza trascendente, de sus necesidades, de sus aspiraciones; que sitúe el acento en la condición humana y en los perfiles humanos de la comunidad; que aporte asimismo, una perspectiva cristiana al humanismo contemporáneo”.

En el Capítulo III se responde a la pregunta de por qué se llama “Tomás Moro” la Fundación. Se señalan los motivos; se hace una breve semblanza de Tomás Moro (su personalidad, su condición de hombre público, su actitud ante la política y el poder, su honestidad e integridad, su condición de Patrono de los Políticos y de la paradoja moreana); se establece después una comparación o similitud entre Tomás Moro y Cruz Martínez Esteruelas, y por qué éste lo eligió como nombre de la Fundación.

En el Capítulo IV se da cuenta de un acontecimiento singular. Con motivo de cumplirse el X Aniversario de la Fundación se organizó un homenaje a su fundador y se pidió a diversas personas de todos los ámbitos de la vida social y política que escribiesen una carta adhiriéndose al homenaje. Más de cincuenta lo hicieron. Se hace mención de todos ellos y luego se recoge el texto de la misiva, pero sin indicación de su autor. Además se hace la distinción entre quienes opinaban desde fuera y las opiniones de los alumnos de la propia Fundación. Constituye, sin duda alguna, la mejor valoración que quepa imaginar sobre la actividad de la Fundación y de la persona del fundador.

El Capítulo V es el más extenso pues en él se da cuenta de todas las actividades llevadas a cabo por la Fundación, año tras año, durante los casi cuarenta de existencia. Pudiera parecer algo tedioso su lectura, pero se ha querido dejar constancia de tales actividades como ejemplo y modelo de continuidad en el cumplimiento del objetivo que se había fijado la Fundación desde su constitución. El mensaje que este Capítulo pretende dejar es que, al margen de las obligaciones y deberes profesionales que cada uno tenga, y en los que debe poner su inteligencia y su voluntad, su vida no debe limitarse a cumplir esos deberes y obligaciones sino que debe, además, buscar la cultura, el enriquecimiento personal, y la propia realización en el humanismo. Estamos seguros de que el lector no dejará de sorprenderse de la intensa actividad desplegada por la Fundación, a pesar de las dificultades y la austeridad de sus medios económicos.

En el Capítulo VI se mencionan las publicaciones de la Fundación en torno a las Colecciones de “Nueva Utopía”, “La calandria”, el “Anuario de Estudios Humanistas”, el Diccionario Jurídico y los libros editados. Especialmente las Colecciones son el resultado de recoger las conferencias, ponencias o trabajos presentados en los ciclos, seminarios o encuentros celebrados, aunque no todos fueran recopilados. Dentro de los libros editados cabe destacar el “Diccionario Jurídico” editado por Espasa-Calpe, que requirió varios años de trabajo para coordinar a 109 profesionales del Derecho, que elaboraron 2.500  voces y que tuvo tres ediciones. El Diccionario logró una gran difusión en España e Iberoamérica, y durante muchos años fue la obra única en su género.

Además, las “Obras Completas” de Cruz Martínez Esteruelas, presentadas en el año 2006 en la sede de la Fundación Juan March, de la que Cruz había sido Director-Gerente, en cuatro Tomos que recogen todos sus libros y ensayos.

Finalmente, en 2017 se presentó en el salón de los Pasos Perdidos del Palacio del Senado el libro “Cruz Martínez Esteruelas, discursos parlamentarios de un Procurador en Cortes. 1965-1976”, publicado por el Servicio de Publicaciones del Congreso de los Diputados, que recoge los discursos parlamentarios de Martínez Esteruelas. El acto constituyó además un Homenaje Académico a Claro José Fernández-Carnicero.

Por último, el Capítulo VII, o Epílogo, contiene una síntesis de lo que es el humanismo cristiano, que a modo de resumen de toda la tarea realizada durante los años de su existencia, pueda orientar al lector y darle una idea concreta de su contenido y de los principios y criterios orientadores de la actividad de la Fundación.

 

3. Participación en las I Jornadas sobre silencio y oración celebradas en el Monasterio de Santo Domingo de Silos 27-29 septiembre de 2019.

Durante los días 27 a 29 de septiembre, varios miembros de la Fundación participaron en las I Jornadas sobre silencio y oración, celebradas en el Monasterios de Silos. Como viene siendo tradicional desde hace muchos años, la Fundación organiza unas Jornadas de Convivencia en dicho Monasterio, de las que se deja constancia en las respectivas Memorias de la Fundación. En este año de 2019, al coincidir las fechas de ambas Jornadas se decidió la incorporación del grupo de la Fundación a las organizadas por el Monasterio, abiertas a un público más amplio.

Las Jornadas estuvieron a cargo del P. Abad de Silos, Lorenzo Maté OSB. Sus cuatro intervenciones fueron de muy alto nivel, tanto en el desarrollo de los temas propuestos, cuanto en las respuestas que dio a las cuestiones que se suscitaron. Se notó desde el principio que había preparado los temas con profundidad y a conciencia. Esta valoración es unánime entre los miembros de la Fundación Tomás Moro que asistieron.

Se entregó la documentación que utilizó el P. Abad en sus intervenciones, lo que fue de una importancia crucial, porque permitió repasar y fijar lo que se había oído. No se trata de una documentación para leer simplemente sino más bien para estudiar acompañados de la Biblia y de la Regla de S. Benito para poder comprobar y desarrollar las citas.

El tema del “silencio” en la Regla benedictina permitió al P. Abad hacer confidencias sobre la vida monástica que fueron muy apreciadas, especialmente por quienes no son conocedores de ella. Conocer la Regla de S. Benito, con el ejemplar que nos regaló, en lo que al silencio se refiere, además de las “confesiones” antes mencionadas, fueron muy importantes para aquellos que desconocían este tipo de vida, ayudando a aclarar muchos aspectos confusos o deformados de manera interesada.

El tema de la “oración” estuvo muy bien tratado y la lectura del documento y de las numerosas citas que en él se contienen pueden ser una ayuda permanente. La exposición terminó con el Padre Nuestro.

Se organizó una visita al Claustro, en silencio, lo que fue de un gran impacto, especialmente para aquellos que no tienen oportunidad de visitarlo diariamente al no estar alojados en la Hospedería.

Fue indispensable combinar las actividades propias de las Jornadas con la asistencia a las oraciones litúrgicas de los monjes a lo largo del día, en otro caso las charlas quedaría como meras conferencias que se pueden impartir en cualquier lugar.

 

4. Jornadas de “Humanismo y economía”.

La Fundación Tomás Moro organizó su Seminario de Otoño en la Hospedería del Convento de San Juan de la Cruz, en Segovia, bajo el lema “Humanismo y Economía” los días 25 a 27 de octubre.

Se trata de un lugar casi paradisíaco en la confluencia de los ríos Clamores y Eresma, en medio de un paraje solitario que tiene a pocos metros, por la derecha, la Ermita de Nª Sª de la Fuencisla y por la izquierda la Iglesia templaria de la Veracruz.

La Hospedería está dotada del confort imprescindible tanto en las habitaciones como en las comidas, servidas por una Orden de Hermanas. Pero en el exterior goza de unas vistas bellísimas de Segovia, especialmente del Alcázar y de la Catedral. Paisaje que va creciendo en belleza a medida que se ascienda a la huerta de San Juan de la Cruz, como posteriormente haremos referencia.

Día 25, viernes.

Una vez que los asistentes se aposentaron en las habitaciones, las Jornadas se iniciaron con unas palabras del Presidente de la Fundación, José Pardo de Santayana, dando la bienvenida a los asistentes y anunciando algunos cambios en el Programa previsto inicialmente.

  1. Conferencia de Íñigo López de Uralde sobre San Juan de la Cruz.

El conferenciante trazó una breve biografía sobre el Santo, que nació en Fontiveros en 1542 y murió en Úbeda en 1591, y en la que pueden distinguirse tres periodos: el primero, hasta los 21 años, con el nombre de Juan de Yepes, en el seno de una familia muy pobre y en dos cercanas localidades, además de Fontiveros, Arévalo y Medina del Campo; el segundo, cinco años como fraile de la Orden del Carmen, de los cuales, un año de noviciado y cuatro como estudiante de teología en Salamanca donde es ordenado sacerdote; y el tercero, veintitrés años como Carmelita Descalzo en la Reforma Teresiana, colaborando con Teresa de Jesús en los Conventos de Durelo, Mancera, Alcalá, Pastrana y Ávila, más nueve meses en la cárcel de Toledo y diez años en Conventos de Andalucía como El Calvario, Baeza y Granada. Los últimos tres años de su vida los pasó en el Convento de Segovia en el que nos encontramos.

Hizo después referencia a su obra como poeta y místico. Se extendió el conferenciante en una referencia a Edith Stein, Sor Benedicta de la Cruz, destacando su conversión al catolicismo y a su martirio, para resaltar la influencia que tuvo en ella Teresa de Jesús y los estadios que esta santa ejemplifica como acceso a la mística en las diversas manera de regar un campo.

Terminó leyendo las poesías más conocidas de S. Juan de la Cruz y la charla fue seguida de un animado coloquio en el que se suscitaron cuestiones como la dificultad de traducir la poesía a un idioma extranjero; la explicación de su propia poesía que hace el Santo en su “Cántico espiritual”; o la tesis doctoral de Karol Wojtyla sobre “La fe en San Juan de la Cruz”.

  1. Conferencia de José María Sánchez sobre “Consideraciones políticas sobre la Economía”.

La segunda intervención corrió a cargo de José María Sánchez, Catedrático de Derecho Eclesiástico y Presidente de la Fundación desde 2007 hasta 2017.

Basándose en libros de autores como Contreras, Termes y Du Pu, criticó las tesis de Adam Smith de que el liberalismo se basa en el comportamiento virtuoso del hombre como sujeto económico. Si en ninguna de las perspectivas del ser humano, el hombre puede considerarse virtuoso, mucho menos en economía, en la que se mueve por las pasiones y por el autoengaño, hasta el punto de que al querer lo que tienen otros, y aunque sus necesidades vitales estén satisfechas, se genera una violencia.

Mencionó la teoría de F. Fukuyama sobre el reconocimiento político. Para este autor la Revolución Francesa se produjo porque la burguesía (que tenía satisfechas sus necesidades económicas), no podían consentir que la nobleza ejerciera el poder político y no le reconocieran a tal burguesía un papel importante en ese poder.

Defendió la Doctrina Social de la Iglesia como valoración ajustada de los problemas existentes y como aportación moderada para resolverlos.

Terminó señalando como las políticas de libre mercado, o como se las quiera llamar, no pueden desarrollarse sin la regulación del Estado, como lo demuestra el auge de las políticas y medidas de lucha contra la competencia desleal o medidas antitrust.

La conferencia fue seguida también de una animado coloquio en el que se suscitaron cuestiones sobre la situación económica actual, la quiebra de las concesiones de autopistas, la eficacia de la euroorden, la teoría de Fukuyama en su libro “Dignidad” aplicando la teoría del reconocimiento a las minorías étnicas, raciales, de diferenciación sexual o inmigrantes, entre otras.

Día 26, sábado.

  1. En la Capilla de San Juan de la Cruz.

Nuestra agenda de Misa, hubo de anticiparse porque a las 11,00 horas, se esperaba en la Capilla del Santo a ¡¡60 coreanos!! que venían con su propio sacerdote. Así pues, el P. Prior del Monasterio anticipó nuestra la Misa a las 10,00 horas en la propia Capilla de San Juan de la Cruz.

La Iglesia en la que se encuentra dicha Capilla, tiene en su parte izquierda, antes de la de San Juan de la Cruz, la llamada del “Milagro de Segovia”. Se trata de un cuadro de Jesús que habló a San Juan de la Cruz, y que el mismo Santo lo cuenta así: “quiero contaros una cosa que me sucedió con Nuestro Señor. Teníamos un cuadro de Cristo en el Convento; y estando yo un día delante de él, me pareció estaría más decentemente en la Iglesia. Y con deseo de que no solo los religiosos lo reverenciasen, sino también los de fuera, lo hice como me había parecido. Después de tenerle en la Iglesia puesto lo más decentemente que yo pude, estando un día en oración delante de él, me dijo <Fray Juan, pídeme lo que quisieres, que yo te lo concederé>. Yo le dije <Señor, lo que quiero que me deis es trabajos para padecer por Vos y que sea yo menospreciado y tenido en poco>”. El sentido de esta noticia, transmitida por Francisco, hermano del Santo, que pasó a interpretarse como “el milagro de Segovia”, dando lugar a numerosas reproducciones pictóricas e iconográficas, es muy sencillo: ante el cuadro Juan intuyó como sería el final de sus días y ante él expresó su deseo de terminarlos como bienaventurado cabal.

En el lateral derecho de la Iglesia se encuentra un icono realizado por las Carmelitas Descalzas de Harissa (Líbano) en 1991, con 25 miniaturas que ilustran las 40 estrofas del “Cantico Espiritual”, el camino de la Esposa-Alma hasta la unión con Esposo-Cristo. Y al final de este lateral existe una vitrina con escritos de San Juan de la Cruz y recuerdo de su presencia en este Convento.

Pero, sin duda alguna, la Capilla más importante de la Iglesia es la que contiene el sepulcro de San Juan de la Cruz construida en el Centenario de su muerte en 1691. Es en esta Capilla donde el P. Prior nos dijo la Misa y a continuación nos dio una charla sobre la biografía del Santo, acompañada del recitado de sus versos que sabía de memoria. El P. Prior pasa por ser una de los más reputados especialistas mundiales en San Juan de la Cruz y es requerido por todas partes del mundo para dar conferencias. Por ello fue un privilegio que pudiéramos tenerle con nosotros gran parte de la mañana.

Nos habló del Santo como poeta místico, con apenas 15 poemas que no llegan a los mil versos, de los cuales 264 corresponden a la trilogía lírica del Cántico-Noche-Llama, que le hicieron universalmente famoso. También nos dijo que su obra se basa en esta trilogía: primero, “El poema de la noche” (40 versos) sobre el que escribió dos comentarios, “Subida al Monte Carmelo” y “Noche oscura”; segundo, el poema del Cántico (200 versos) que declara en el “Cántico Espiritual”; y tercero, el poema de la Llama (24 versos) que comenta en la “Llama del amor viva”.

Nos explicó también que el sepulcro actual fue realizado por Félix Granda en 1927 (en la actualidad los “Talleres Granda” son los mejores artesanos en la ejecución de todo tipo de objetos litúrgicos o decoración de Iglesias). Aquel año de 1927 fue el segundo centenario de la canonización del Santo. El sepulcro es un conjunto arquitectónico apoyado en cuatro columnas y todo tipo de estatuas y relieves alrededor. En la parte superior una hornacina bellamente adornada contiene los restos del Santo.

También nos informó que el Papa S. Juan Pablo II oró en esta Capilla el 4 de noviembre de 1982, en su primer viaje a España.

Como llegaban los coreanos y teníamos que abandonar la Capilla, el P. Prior nos trasladó a la Iglesia para explicarnos el Retablo de la Iglesia que constituye un auténtico programa iconográfico de San Juan de la Cruz. En el camerín central hay una imagen de la Virgen entregando el escapulario, y el resto del retablo consta de cinco lienzos obra del carmelita mejicano Gerardo López Bonilla realizados en 1982:

– El relieve del altar representa el “Cántico Espiritual” con cinco viñetas: búsqueda, desposorio, unión primera, unión plena y unión transformante.

– El lienzo derecho representa la “Llama del amor viva”, el amor como el fuego nunca está ocioso.

– Los tres lienzos de la parte superior, en semicírculo, representan la “Subida al Monte Carmelo”: la senda central es el camino de las virtudes teologales que llevan a la unión con Dios.

– El lienzo izquierdo representa la noche oscura con tres colores, de abajo a arriba, que son las tres fases de la noche.

– Los tres lienzos de la parte inferior, incluyendo el Sagrario, representa la “Fuente que mana y corre”, poema trinitario y eucarístico.

A medida que nos daba estas explicaciones nos iba recitando las poesías del Santo. Después nos acompañó en la subida a la huerta de San Juan de la Cruz, aunque no pudo hacerlo hasta el final.

Nos recordó que el Convento fue fundado en 1586 sobre un antiguo Convento de Trinitarios, que lo abandonaron por ser húmedo y malsano, junto a la Ermita de la Fuencisla, llamado Convento de Santa María de Rocamador. También estuvo habitado por Franciscanos que lo abandonaron en 1580 por las mismas razones. Aunque Juan de la Cruz no estuvo presente el año de 1586, se le considera el fundador moral del Convento pues consiguió el favor de doña Ana de Mercado y Peñalosa, residente en Granada que sufragó los gastos de adquisición de los terrenos y lo dotó de todos los ornamentos y utensilio necesarios para el culto.

A medida que ascendíamos a la huerta de San Juan de la Cruz el paisaje sobre la ciudad de Segovia se iba engrandeciendo hasta ocupar todo el horizonte. El P. Prior nos llevó hasta una cueva de grandes dimensiones horadada en la roca y nos contó que el Santo consiguió comprar los terrenos circundantes porque poseían la cantera de rocas necesarias para la edificación del nuevo Convento. Todavía pueden observarse las marcas en la roca que revelan el procedimiento seguido para la obtención del material. La llamada huerta es en realidad un terreno muy empinado con bancales que permiten la plantación de árboles de muy diversas especies. La subida atraviesa un paso estrecho con paredes rocosas y desemboca en la cima en una pequeña construcción y sobre todo en el “árbol seco” de San Juan. Desde allí el panorama de la ciudad de Segovia es único e indescriptible.

  1. Conferencia de José María Arriola sobre “La Biblia, Liber librorum”.

El conferenciante posee una personalidad excepcional. Fue Notario en Bilbao, pero su singularidad se la da el hecho de haber reunido una de las bibliotecas más importantes de España en libros antiguos de Derecho y, en general, libros antiguos. Anticipó que nos iba a hablar de la Biblia en su significado etimológico, esto es, como “libro”. Señaló que España es uno de los países que más ha luchado por la Biblia, en nuestra Reconquista, durante las Guerras de Religión, y que la llevó a América, a China y a la India.

Distinguió las Biblias manuscritas de las Biblias impresas. Dentro de las primeras mencionó la “Biblia de León” o visigótica del año 960, la “Biblia de San Luis” o de los Cruzados del siglo XIII, los “Beatos” que comentan el Apocalipsis de S. Juan, los “Comentarios al libro de Job”, o la “Biblia de Alba” de 1430, depositada en el Palacio de Liria de Madrid.

De las Biblias impresas mencionó la de “Gutemberg” y ediciones incunables como la de Basilea, la Latina de Nuremberg, la de San Jerónimo de 1482, la de Venecia de 1483. También hizo referencia a ediciones postincunables como la “Biblia Políglota” de Cisneros de 1514 (una de las grandes obras universales), o la “Biblia regia” de Arias Montano.

Continuó mencionando la Biblia de Lutero, la de Erasmo de Rotterdam, la traducción del Catecismo de Bartolomé de Carranza, la Biblia de Encinas, la Biblia de los Protestantes (de Cipriano Valera), las Biblias de los sefardíes (de Ferrara y del Oso).

En el siglo XVIII mencionó en España la imprenta de Joaquín Ibarra que editó una Biblia en 2 Tomos, o la “Biblia del Príncipe” de Carlos III, y una edición en catalán y valenciano. También mencionó ejemplares en euskera. Terminó afirmando que en el siglo XX las ediciones de la Biblia son innumerables.

La conferencia fue amenizada con diversas proyecciones en power point, algunas de las cuales reflejaban ejemplares en poder del propio conferenciante. Y fue seguida de un interesante coloquio.

  1. Visita a la Academia de Artillería.

Por la tarde de ese día 26 realizamos una visita a la Academia de Artillería guiados por el Coronel Moretón, que nos informó de la historia del edificio, antiguo Convento de S. Francisco, en pleno centro de la ciudad de Segovia, y la más antigua Academia del mundo. Desde el impresionante claustro renacentista, recorrimos sus dependencias, llenas de recuerdos de una gloriosa historia, prácticamente un Museo que contiene valiosos testimonios de las diversas etapas y fases de esa historia, hasta culminar en los tiempos actuales, en los que sigue en pleno funcionamiento.

La visita fue especialmente interesante para los jóvenes de la Fundación que suelen tener una ignorancia generalizada de lo que son los Ejércitos en nuestro historia, cuando no ideas o prejuicios equivocados.

  1. Concierto del Dúo Brotons.

A continuación de la visita y en el Salón principal de la Academia de Artillería tuvo lugar el concierto programado a cargo del Dúo Brotons, integrado por la pianista Julia Mora García y el clarinetista Oriol Estivill Rofes. Interpretaron piezas de S. Brotons, C. Debussy, J. Brahms, K. Penderecki y F. Poulenc. Fueron muy aplaudidos.

Día 27, domingo.

  1. Conferencia de Hugo O´Donnell sobre “La fagrata Nª Sª de las Mercedes y el caso Odissey”.

El conferenciante, Duque de Tetuán, descendiente del General O´Donnell y Académico de Número de la Real Academia de la Historia, impartió una amenísima conferencia, con proyecciones en power point, sobre la recuperación del pecio de la Fragata “Nª Sª de las Mercedes” que volvía a España junto a otras embarcaciones y fue interceptada la flota por la marina inglesa. A bordo de la Fragata iba la familia de Diego de Alvear que volvía a España después de largos años de servicios a la Corona como militar y cartógrafo delimitando las fronteras exactas con Portugal en el continente americano en aplicación del Tratado de Tordesillas. El propio Alvear se había trasladado al buque insignia de la  flota y pudo contemplar la explosión y hundimiento de aquella Fragata.

La Fragata “Nª Sª de las Mercedes» transportaba 2.800 cajas de monedas de plata, propiedad privada, en gran parte, de los residentes en América que enviaban sus ahorros o beneficios a España. No se conocen con exactitud las causas de la explosión en el Golfo de Cádiz.

La empresa americana Odissey (empresa cazatesoros) descubrió el pecio pero maniobró para ocultar su descubrimiento ante la pasividad de las Autoridades españolas. Cuando se supo el alcance de dicho descubrimiento fue necesario un proceso judicial en Estados Unidos (sede de la empresa) para reconocer los derechos de España al tesoro, que en la actualidad, y una vez devuelto, se encuentra en un Museo de Cartagena.

Pero la demostración de que se trataba de la Fragata “Nª Sª de las Mercedes”, prueba imprescindible para que el Tribunal americano reconociese la propiedad española, fue debida en gran parte a la actuación de Hugo O´Donnell, a sus denuncias en la prensa, a sus investigaciones en los archivos de la Real Academia de la Historia y a su colaboración con el despacho de Abogados que defendía la causa española.

  1. Nueva subida a la huerta y despedida.

Después de la conferencia, los asistentes subimos de nuevo a lo alto de la huerta donde se encuentra el “árbol seco” de San Juan de la Cruz para hacernos una fotografía con el fondo en el horizonte de los monumentos de Segovia.

Después de la comida el Presidente dirigió unas palabras de despedida dando las gracias a los asistentes y animándoles a continuar en las próximas jornadas. Agradeció también a cuantos había participado en la organización, y especialmente a Ignacio Velilla y a Cintia Lamela. Y terminó haciendo un resumen de los que habían sido las jornadas y anunciando que las próximas, las de primavera de 2020, se celebrarán en Mota del Marqués los días 8 a 10 de mayo. Deseó a todos un buen viaje de vuelta a Madrid y dio por finalizadas las Jornadas de otoño 2019.

 

5. Nuevos símbolos de identidad de la FTM: gráfica y web.

En 2019 ya se hacía evidente que la marca gráfica de la FTM necesitaba una revisión. Efectivamente, se entiende que cada 15 años los símbolos de identidad de una Institución han de ser renovados.

Las razones en este caso se hacían muy evidentes:

NECESIDAD DE UNA NUEVA MARCA
  • La Identidad gráfica estaba descompensada desde el punto de vista gráfico
  • La Identidad gráfica estaba a punto de cumplir 20 años. Fue realizada en el año 2000
  • Los públicos envejecen y hay que adaptarse a los nuevos códigos de comunicación
  • La marca daba problemas en la reproducción a pequeño tamaño, si bien con el paso de los años uno se acostumbra y pierde el ojo crítico.
  • Eran necesarias adaptaciones a redes sociales, avatares, web, etc

Identificamos los siguientes atributos como propios de la marca de la FTM

ATRIBUTOS DE LA MARCA
  • Excelencia como utopía a intentar día a día
  • Ética en el comportamiento personal
  • Honradez en el desempeño profesional
  • Altruismo al relacionarnos con los demás
  • Sabiduría versus especialidad en el conocimiento
SE PEDÍA A LA NUEVA MARCA
  • Actualizar los símbolos de Identidad
  • Redibujar la calandria simplificando sus rasgos
  • Elegir una tipografía atractiva
  • Lograr una marca gráfica armónica y proporcionada ente las siglas y el dibujo
  • Las tendencias web y RRSS piden tintas planas
El RESULTADO FINAL es una nueva Identidad que recoge los elementos característicos de la marca FTM:
  • Color dorado, metáfora de la búsqueda de la excelencia
  • La calandria, ave mitológica de dos cabezas.
  • Se incorpora un nuevo elemento: el alfa y omega, principio y final, atributo que alude al humanismo cristiano
  • Tipografía sólida que otorga equilibrio y permanencia al símbolo
WEB

Aprovechando este proceso de cambio de marca se renovó también el look&feel de la web.

Para ello se simplificó la arquitectura de la información de la antigua web y se dio más importancia a las imágenes para una mejor comprensión.

En el menú de la nueva web se introdujeron los epígrafes: “Inicio”, “Quiénes somos”, “Actividades, “Humanismo y Humanistas”, “Bibliografía”, “Cartas”, “Noticias” y “Contacto”.

La web de la FTM, https://fundaciontomasmoro.es/,  constituye hoy un importante acervo de conocimiento sobre Humanismo Cristiano, siendo visitada por lectores de todo el mundo, singularmente de España y Latinoamérica.

Ir arriba